Home / Uncategorized / Las diferencias entre el amor verdadero y el amor egoísta

Las diferencias entre el amor verdadero y el amor egoísta

Muchas personas creen que el amor verdadero es ese utópico que vemos en las películas. Ese en el que sólo se ve a parejas felices que jamás discuten o tienen dificultades. Ese amor que nace en un instante y perdura en el tiempo sin necesidad de hacer demasiado esfuerzo. No, no es así, en realidad si lo miras desde ese plano estás hablando del amor egoísta, ese que sólo piensa en sí mismo y que no es capaz de luchar por nada. El amor verdadero sí lo hace, y eso es lo que lo diferencia del amor egoísta, además de estas cosas:

1. Se construye día a día

El amor verdadero no llega de la nada. No nace porque sí. El amor verdadero se construye a diario y se fortalece con cada detalle y esfuerzo que las personas hacen con tal de que el otro se sienta amado. El amor egoísta no, pues considera que todo nace desde un principio y que así debe permanecer, si no, no sirve.

2. Supera dificultades en conjunto

Un amor egoísta suele escapar ante la más mínima dificultad.El amor verdadero, en cambio, sabe arreglar los problemas y sabe que sólo se puede superar todo en conjunto con su pareja, pues ambos deben luchar por lo que quieren.

3. No es perfecto

Un amor verdadero jamás es perfecto. No es un amor que siga reglas. No es un amor completamente ideal. Es un amor que sabe de batallas, de momentos difíciles pero que, a diferencia del egoísta, sabe luchar y sobrevivir a la tormenta, sin dejarse caer ante nada. El amor verdadero entiende que nadie es perfecto y que, por lo mismo, el amor tampoco lo puede ser, pero lo disfruta y lo hace parte de sí cada día. No idealiza, ve la realidad.

4. Es libre y espontáneo

El amor verdadero es libre, no te ata, no te hace sentir de su propiedad. No te niega vivir como quieres, ni te hace estar presente en cada momento. El amor verdadero te deja ser libre, te hace sentir auténtico y te otorga una calma que te hace querer volver a él en todo momento, pero porque tú lo decides. Es un amor espontáneo, que no sigue manuales y que sólo se deja llevar por el corazón. Es un amor sano.

5. No completa, ayuda a crecer

No esperes a que el amor verdadero te complete, porque no pasará. Si quieres que eso pase, entonces te encontrarás de frente con un amor egoísta, que espera exactamente lo mismo a cambio. El amor verdadero no, pues te ayuda a crecer y a mejorar cada día. Te acepta como eres y no cree que eres una persona incompleta como para darte lo que te falta. Te da las alas que mereces y te motiva a ser mejor cada día, pero por tu propia decisión.

6. Siempre está en los momentos difíciles

El amor verdadero es aquel que siempre permanece firme en los momentos difíciles. Es aquel que permanece intacto tanto en los momentos dulces como los más amargos. No es como el amor egoísta que solo vive cuando las cosas están bien y que, ante cualquier conflicto, decide marcharse.

7. Es mutuo y equitativo

Cuando el amor es verdadero se retroalimenta. Ambas personas luchan y están en la misma sincronía. No significa que sean iguales, pero sí que tengan el mismo aprecio y consideración el uno con el otro. Es un amor solidario, en el que puedes compartir con tu pareja y apoyarse mutuamente ante todo. Es luchar por lo que tienen y poner lo mismo de su parte.

About alfredgonzalezp

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *